miércoles, 10 de marzo de 2010

Analisis Guild House -Robert Venturi-

Nada mas acercarnos a este edifico de Venturi podemos observar una cualidad que posen la gran mayoría de sus edificios, que son sus fachadas.


La fachada principal y la fachada trasera suelen ser generalmente paralelas y de mayor dimensión que las laterales. En este caso se observa la influencia de la orientación, ya que la gran entrada de luz se produce en las fachadas laterales orientadas sudoeste y suroeste.








Sin embargo tiene vital importancia la fachada principal, ya que es en esta donde podemos encontrar la mayoría de características que nos llevan a pensar en complejidad y contradicción de sus edificios.

No trata de separación o exclusión de los elementos, sino de la inclusión o yuxtaposición de los mismos. (Menos NO es más)

Aparece “Lo uno y lo otro” ya que en el acceso al edificio coloca una gran columna que divide el espacio reduciendo la importancia del acceso principal.


Aparece reflejada la monumentalidad dotando a la fachada de diferentes escalas creando una gran tensión. Lo podemos ver en la existencia de un par de hileras de ladrillo blanco que rompen con las ventanas del último piso. Igualmente sucede en la parte inferior central de la fachada principal con la colocación de ladrillo blanco hasta una altura de casi dos plantas frente a las seis plantas del edificio. Se realiza una continuidad con el rotulo blanco a pesar del cambio de material (metálico), consigue resaltar el edificio mediante las letras en color llamativo.







Otra gran contradicción es la superposición de dos fachadas simétricas a plantas asimétricas (no muy descaradamente)

Para Venturi ha de existir la multifuncionalidad en todos los elementos posibles, se ve claramente en sus plantas ya que aprovecha los pilares estructurales para generar los pasillos y las diferentes estancias.

Una de las contradicciones más importantes en Venturi es su exterior-interior reflejado en su fachada trasera y en una de sus fachadas laterales, en las que el uso del propio edificio configura el exterior del mismo.

Adentrándonos en el edificio observamos una gran articulación de espacios entre el exterior-interior mediante otro espacio de transición. Observando además de una gran complejidad en espacios interiores donde los pasillos son espacios laberínticos transitorios que han de ocupar el menor volumen, para así obtener el máximo espacio en el resto de estancias.

Existe supercontinuidad en el semicírculo en la parte superior de la fachada ya en el interior no priva el hueco sino los elementos estructurales interiores (pilares).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada